sábado, 15 de septiembre de 2007

Los Recuerdos de la Muerte













25 Aniversario de la Masacre de Sabra y Shatila
1982, 16 -18, Septiembre de 1982.


Durante la invasión militar israelí al Líbano en junio de 1982, llamada "Paz para Galilea", se asesinó a centenares de miles de civiles libaneses. A pesar de la poderosa maquinaria del terror de Israel, el ministro de Defensa israelí Ariel Sharon (hoy en estado vegetativo), sintió el sabor del fracaso militar al no poder derrotar y destruir la resistencia palestina de la Organización para la Liberación de Palestina-OLP y del Movimiento Nacional Libanés, descargando personalmente su ira criminal contra los campos de refugiados palestinos en Sabra y Shatila, asesinando en 72 horas a 5 mil palestinos refugiados, mayoritariamente niños, mujeres y ancianos que habían quedado desprotegidos tras la retirada de sus hombres, maridos, hijos y hermanos, del Líbano que pertenecían a las fuerzas de resistencia de la OLP, y el no-cumplimiento del compromiso contraído por las fuerzas internacionales de resguardar la seguridad de los refugiados palestinos en los campos.

El baño de sangre duró tres largos días, con sus noches donde los perros del ejército del Sur del Líbano, milicias cristianas armadas y dirigidas por Israel hicieron el trabajo sucio, armados de fusiles, bayonetas y hachas, en una orgía de sangre donde no se salvo ningún ser vivo a su paso, (se eliminaron inclusive hasta caballos y perros), no se detuvieron ni por la noche, los carniceros no descansaron, ya que el cielo estuvo constantemente iluminado por los reflectores de los helicópteros y las bengalas israelíes, y asi la noche se hizo día para que la faena fuera completada.

Mas de 5.000 seres humanos fueron sacrificados, por el solo hecho de haber cometido el crímen de ser palestinos, estaban completamente desarmados, sus hombres que podrían haberlos defendido ya no estaban, la única defensa que opusieron fue la de sus mismos cuerpos tratando de ocultar a sus hijos.

El ejército israelí controlaba las salidas de los campos de refugiados e impedía la salida de la población para garantizar la carnicería, nada los conmovía ni las súplicas ni el llanto de mujeres y niños.

El criminal de Ariel Sahron organzó y dirigió la limpieza de refugiados palestinos, tanto horror y tanta sangre le constó la renuncia a este y al primer ministro M. Beguin. Se produjo inclusive en Israel una multitudinaria manifestación de protesta y condena con mas de 300.000 participantes.

A 25 años de la Masacre de Sabra y Shatila, a diferencia de otros Criminales de Guerra que fueron llevados a la Corte Internacional de Justicia, los criminales de guerra israelíes siguen libres e impunes y forman parte del gobierno israelí. El mundo no mide con la misma vara a los Criminales Nazi en contra de los judíos en Europa, con los Crímenes Israelíes en contra de los Palestinos bajo la ocupación israelí.

"¿A dónde estaba el sol cuando sonaron los ecos desatados de la ira?


¿No será que las sombras lo apagaronen Sabra y Chatila?


¿A dónde estaba Dios, cuando la gente fue sometida a hielo en las pupilas?


¿No será que se ha vuelto indiferente en Sabra y Chatila?


¿A dónde estaba yo, en qué galaxia, insensible leyendo la noticia?


¿No seré uno más en la falacia de Sabra y Chatila?


¿A dónde estabas tú, con tu arrogancia, poderoso señor que en la mochila
llevas todo el cadáver de la infancia de Sabra y Chatila?


¿A dónde está la voz del abogado fiscal de la razón y la justicia?


¿No será que sus leyes derogaron en Sabra y Chatila?


¿A dónde está el orgullo de los hombres, o acaso hay que decir hipocresía?


¿Por qué tanto dolor no tiene nombre en Sabra y Chatila?


¿De qué me estás hablando amigo mío?


¿No ves que mi conciencia está tranquila?


¿Qué tengo yo que ver con lo ocurrido en Sabra y Chatila?


¿O acaso estaba yo con los soldados metido a la distancia,
entre sus filas aceptando los hechos consumados en Sabra y Chatila?


Es tiempo de dictar comunicados que limen lo espinoso de la espina.


¿Qué harán para ocultar lo que ha pasado en Sabra y Chatila?


¿Qué harán para que amengüe la condena histérica, total y colectiva?


¿Qué harán para que cese la gangrena de Sabra y Chatila?


Aunque yo siga ausente en mi galaxia comentando en canciones la noticia,
el ángel del horror sigue su marcha en Sabra y Chatila.


Deambula por Beirut y en otras lunas, reptando sin parar, como una anguila.


Insaciable y cegado por la gula de Sabra y Chatila.


Tal vez quiera llegar hasta mi puerta.


Quizá ya esté a la vuelta de la esquina.


Ya fue abierta la herida y sigue abierta en Sabra y Chatila.

2007: El Genocidio continua.

A 60 años de la Partición de Palestina. A 59 años de la caída de Palestina, el exilio masivo del pueblo Palestino y la creación de Israel. A 40 años de la ocupación militar israelí de Palestina y su capital Jerusalem. A 25 años de la Masacre de Sabra y Shatila. A 20 años de la Intifada de 1987 y a 7 años de la Intifada de septiembre de 2000, el genocidio del liderazgo israelí continua contra el pueblo de Palestina, imponiendo la muerte y la destrucción.



9 comentarios:

Laura dijo...

Te felicito por tu blog

Igrac komarac (El mosquito bailarín) dijo...

Me parece que no Luca, no se mide con la misma vara, decime en esta semana en donde leiste alguna mención por mas chiqutia que sea sobre Sabra y Chatila, nadie dijo un cazzo, silencio solo silencio un palestino y un iraqui no valen lo que vale un estadounidense un europeo o un israelí, mirá lo que fue Atocha y comparalo con una semana "tranquila" en Bagdad.

Igrac komarac (El mosquito bailarín) dijo...

Gracias Marcelo.

Isabel dijo...

Hola MOSKITEN!
Es la primera vez que lo visito. Lo felicito por su blog.
Todo es muy duro pero, lamentablemente real. Es injusto para todos, cualquiera sea su raza y condición. Ningún pueblo se lo merece.
Se hará JUSTICIA alguna vez?
Dejarán de pagar justos por pecadores alguna vez?
Da mucha tristeza la muerte de los inocentes.
BACI, STEKI.

babylonia dijo...

Moski!todos sabemos que sabemos...que? que EEUU maneja los hilos de todos los enfrentamientos y siempre está (obviamente) del lado que no corresponde, no ayudando o sí, ayudando a que el desastre sea peor y casi casi irreparable, una vida inocente que se pierde es algo imposible de ubicar, ni siquiera en la mente hay lugar por lo menos no en la mía...no puedo dejar de pensar en el sufrimiento...

Rachel Nexus-6 dijo...

Moski: a pesar que me avisaste en el mismo dia que subiste este post, es tan dura y amarga la noticia, el enterarme de semejante masacre, que creo que por eso recien hoy entré a comentar.
No tengo nada que agregar. Vos lo dijiste muy bien. Esto es un horror espantoso. No hay justificacion alguna para la masacre de inocentes. En realidad, nunca hay justificacion para matar a ningun ser humano.
Todos somos personas. Pero lo peor por supuesto, lo mas horroroso es la muerte de niños inocentes, que son asesinados simplemente por haber nacido en un "tiempo y lugar equivocado". Parece un juego de azar, quien nace aquí muere, quien nace allá vive. Y sin embargo pensar asi es demasiado simplista. Es no hacernos cargo de todo lo que nos toca, de nuestra propia responsabilidad como seres humanos.
Yo no puedo hacer nada por los seres asesinados en Sabra y Chatila. Pero puedo hacer todo lo que esté a mi alcance para ayudar a que nuevos niños crezcan con una forma distinta de pensar y de sentir.

El Gaucho Santillán dijo...

Hola mosquito. Ya sabemos como es esto. Pero lo que más bronca me da, es que al mismo tiempo, siguen agitando el espantajo (dudoso) del holocausto. Tildando de nazi a cualquiera que se les oponga. En fin, son una peste apoyada por EEUU, pero, a la larga, van a terminar pagando (los tres países, EEUU, Inglaterra e Israel) tanto tiempo de muertes e injusticia que vienen provocando.

Rachel Nexus-6 dijo...

Acá yo no coincido. Para mi no hay duda que el holocausto judío existió y fue dolorosamente real. Lo que no hay que hacer, a mi criterio, es "justificar" otras matanzas y atropellos escudandose en lo sufrido por el holocausto. Toda muerte es atroz e innecesaria. Y todo lo que se obtiene por la fuerza, sólo genera mas dolor y violencia.

Isabel dijo...

RACHEL: coincido con vos. Yo también considero que una cosa no justifica la otra. No importa de qué raza o religión sean. No debería existir cualquier tipo de matanza. Es lamentable, realmente.
Nosotros, gracias a Dios, no estamos allí para ver y sentir el horror de los sobrevivientes. Quién les quita la huella del dolor? Eso no se borra nunca más.