sábado, 26 de enero de 2008

Gaza, la nueva versión de los campos Nazi.




El cruel sitio a Gaza alcanzó niveles sin precedentes poniendo en peligro la salud física-mental y la vida de 1.5 millones de palestinos. Israel, la Potencia Ocupante, continuó su castigo colectivo, inhumano e inmoral contra la población civil en la Franja Gaza y la zona norte de Palestina ocupada (Ribera Occidental), con consecuencias desastrosas.

Con luz verde estadounidense, desde el viernes 18 de enero de 2008, la Potencia Ocupante clausuró todos los pasos fronterizos de Gaza, mientras, prolongó sus ataques mortales contra miles de palestinos prohibiéndoles la entrada de alimentos, agua potable, electricidad y fuentes médicas. Tales medidas ilegales y discriminatorias de castigo masivo amenazó con profundizar la crisis humanitaria y acelerar el deterioro de la situación en todos los aspectos. El 88% de la población palestina en la Franja de Gaza depende principalmente de la ayuda humanitaria.

El ministro de Defensa israelí Ehud Barak, anunció que la entrega de medicamentos y la ayuda humanitaria a Gaza serán permitidas "solamente en circunstancias excepcionales". Responsable de la limpieza étnica, el ministro lanzó su violenta escalada militar contra la población civil, asesinando a 57 palestinos, incluyendo niños y mujeres e hiriendo a centenares de civiles en menos de dos semanas. Sus aviones de guerra F-16 bombardearon el edificio del Ministerio de Interior palestino y decenas de hogares en Gaza, mientras, sus Fuerzas de Ocupación utilizaron nuevos mísiles prohibidos que causaron severas quemaduras a las victimas con mutilaciones de sus miembros y serias consecuencias para sus condiciones de vida.

Con amenazas y el corte de gasolina a la Franja de Gaza, Israel dejó sin electricidad a la población y más del 90% de las estaciones de nafta cerraron por la falta de combustible, mientras el 70% de los automóviles dejaron de funcionar. Sobre la dramática situación creada, el premier Ehud Olmert, disparó: “los palestinos de Gaza pueden caminar” (...).

En su guerra unilateral, encubierta y racista, Israel continuó con sus actividades ilegales colonizando la zona norte de Palestina (Ribera Occidental) con la construcción de asentamientos ilegales y el Muro de Apartheid que superó los 800 kilómetros de longitud. El ministerio de Vivienda israelí anunció la construcción de 307 unidades de viviendas adicionales en el ilegal asentamiento israelí de "Har Homa", construido en Jabal Abu Ghneim y 2500 nuevos departamentos en asentamientos ilegales en Jerusalem Este Ocupada, robando una mayor cantidad de tierras palestinas y en total desafío al derecho internacional y las resoluciones de la ONU.

Mientras el silencio internacional estalló la cabeza y la indiferencia picó la conciencia, el sitio de Gaza es un brutal castigo colectivo, y lejos de asegurar la seguridad de Israel, está alimentando solamente la furia y la desesperación del pueblo palestino. No hay duda que Israel está generando un genocidio a paso lento en Gaza y el campo de concentración más grande del mundo al aire libre y bajo la luz del sol y la luna. Es cierto que la situación de Palestina no es idéntica a la gran hambruna europea de la segunda Guerra Mundial. Sin embargo, es verdad que la actual pesadilla de Gaza se está exacerbando cada minuto y si el mundo no frena al liderazgo israelí, Gaza se convertirá ciertamente en una versión actualizada de los campos de concentración Nazi y Palestina estará a la sombra de Auschwitz .

Por estos crímenes de guerra, el terrorismo de estado y las sistemáticas violaciones a los derechos humanos contra el pueblo palestino, Israel y su liderazgo encabezado por Peres, Olmert, Barak y Livni, deben ser considerados responsables y ser llevados ante la Corte Internacional de Justicia para ser juzgados por sus crímenes de lesa humanidad y exigir a la Potencia Ocupante poner fin a la ocupación de Palestina y de su capital Jerusalem.

Luego de 60 años de sufrimiento y dolor, la comunidad internacional y la ONU deben restituir el Estado de Palestina.
Enero, 24 de 2008


* Embajador Suhail Hani Daher Akel, ex Embajador del Estado de Palestina en la Argentina

© Copyright, Suhail Hani Daher Akel, Se puede publicar o distribuir sin modificar el contenido y citando la fuente y el autor.

4 comentarios:

Rachel Nexus-6 dijo...

Bueno. Es como decía antes. Israel critica los infames campos de concentración nazis, pero mira con buenos ojos el terrorismo de Estado que está imponiendo al pueblo palestino en la Franja de Gaza.

"pueden caminar..." Hay que ser hijo de puta para decir algo así. Mañana va a decir, "pueden nadar" y los va tirar a todos al mar.

la chica de al lado dijo...

Y el mundo que espera para decir BASTA!!!!????

Cómo podemos ser tan necios, cómo pueden seguir cometiendose crimenes de lesa humanidad, cómo es que continuan los genocidios???

Ah, claro, Nuestros lindos hermanitos del norte sólo intervienen cuándo les conviene... Por eso siguen buscando a Osama... Con quien la familia Bush tuvo y tendrá negiciados per seculas seculorum... Y por supuesto, hay que apoyar a Israel, no sea cosa que mañana ellos tengan aun más poder y EE.UU se pierda algún negocito....

Malditos!!! Si existe algun infierno ellos van a arder allí eternamente!!! Por los sufrimientos causados al pueblo palestino, por los niños famelicos, por las mujeres violadas, por los exiliados, van a pagar por todos y cada uno de sus pecados!!!

babylonia dijo...

Moski, Israel no tiene memoria...por lo visto no recuerda el ghetto judío. Israel está haciendo lo mismo que critica cada vez que puede.

El Gaucho Santillán dijo...

Nuestros "hermanitos" del norte, no intervienen porque SON LO MISMO!!! EEUU es la segunda colectividad hebrea en el mundo. La primera es Israel.

La tercera?...Argentina!
Saludos